ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Leágora (Semidragón)

Ir abajo 
AutorMensaje
Leágora
Semidragón Invocador PAS.
Semidragón Invocador PAS.
avatar

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/12/2011
Edad : 26

MensajeTema: Leágora (Semidragón)   Miér Dic 14, 2011 8:56 pm


LEÁGORA



Nombre: Leágora

Edad:
136 años (aparenta unos 19)

Tiempo:
Pasado.

Raza:
Semidragón.

Oficio:
Invocador.

Sexo:
Femenino.

Arma:
Vara de Saúco. Es el médium que utiliza Leágora para invocar a sus criaturas. Mide 1,80 , mucho más alta que ella. En la punta tiene una forma metalizada dónde brilla un cristal con energía azúl.

Descripción Física:
Leágora mide alrededor de un metro cincuenta i cinco. Es muy bajita para su edad y raza. La piel de esta es muy tenue y pálida en tremendo contraste con su cabello oscuro, negro; con destellos azulados a juego con sus ojos, de un azul intenso, oscuros. Aunque su constitución en sí no es gran cosa, ya que es de constitución delgada,bajo su piel se ocultan placas de hueso que protegen su cuerpo.



Estas placas recubren toda su columna vertebral, hombros, piernas y brazos; así cómo las manos y la cola. (Todo esto está debajo de la piel así que NO se ven).

Tiene la boca fina y pequeñas marcas de escamas por la piel, apenas vestigios del recordatorio de la sangre que le corre por las venas. La temperatura de su cuerpo suele rondar los 45 grados en los momentos de tranquilidad, aun que estos suben cuando se altera o enoja.


En cuanto al vestuario, siempre lleva una armadura de dos piezas, para protegerse en caso de que fuera necesario. Esta se compone de acero valquiriano y telas del pasado, mucho más resistentes que las habituales gracias que fueron reforzadas por magos. Este atuendo se le legó cuando aún era una niña.

Dragón: Al ser aún una niña, la apariencia dragoniana de Leágora simula a un pequeño cachorro. Las alas no llegan a los 2 metros i medio de envergadura y a lo largo hace apenas 2 metros, tres contando la cola. Aún no ha aprendido a escupir fuego en esta forma. El color es idéntico al del cabello de su forma humana, negro con destellos azules.
Cómo aún tiene poco dominio sobre si misma, Leágora extrañamente entra en fase completa, únicamente en momento de colapso o máxima necesidad y siempre de manera inconsciente, y no vuelve a recuperar su forma humana, hasta que desvanece normalmente, por cansancio.

La única característica de Leágora que siempre permanece a la vista, es su preciada cola. Mide alrededor de un metro y tiene movilidad completa sobre esta.




Descripción Personalidad: Leágora es un ser en principio reacio al contacto de otros seres. Es cabezona, mandona y algo llorica. Aún así, sabe tomar el mando y plantarle cara a la vida con fiereza. Es una chica autosuficiente.
Cuando ya se la conoce, es testaruda pero también muy cariñosa. Siempre se ha sentido muy sola en este mundo, ya que sus padres murieron a manos de cazadores furtivos lo que le obligó a desarrollar una actitud fuerte.

A pesar de su actitud en un principio arisca y desconfiada, nunca suele negarse a tender una mano amiga. Siempre tiene tiempo para curar a un animal o a defender a alguien en desventaja. Su principal valor, el la lealtad.

Historia del personaje:

Era una niña, cuando sus padres fueron asesinados. Leágora se había creado en unos bosques cercanos a la civilización junto a sus padres, ya que estos consideraban que eran mejores que las frías montañas. No solían llamar la atención y otras razas no se habían percatado de su presencia, por lo que durante 102 años, pudieron vivir en paz. Fue cuando Leágora tendría la edad equivalente a una niña de 15 años que sus padres fueron radicalmente asesinados por asesinos furtivos y caza-fortunas. Leágora, cegada por el dolor entró en fase y adoptó por primera vez en su vida, su forma dragón, matando sin darse cuenta a sus asesinos.

Rota por el dolor, Leágora viajó sin rumbo, hasta que conoció a un grupo de humanos muy peculiares. Magos e invocadores decían ser. Ella, cautivada por sus poderes y decidida a vaciar su mente, decidió irse con ellos. Estos personajes, le enseñaron cosas, cosas que jamás creyó posibles. Ella, amante de la vida, se encontraba estudiando el dominio de la invocación.

Decidida a no volver a matar con sus propias manos si podía evitarlo, Leágora se adentró en un mundo de hechizos, invocaciones y sobretodo, amistades.

Pero la suerte dejó de sonreírles una noche. La noticia de que había una dragona con los invocadores, personajes conocidos en muchas aldeas a causa de la curiosidad que estos despertaban al contener integrantes de la mayoría de razas, se filtró y llegó a oídos de mercenarios. Esa noche, un grupo de unos 100 hombres atacaron su guarida. Aunque los invocadores se defendían bien, Leágora no podía permitirse ponerles en peligro. Harta de rabia, propinó un fuerte coletazo al hombre más cercano y llamó así la atención de los mercenarios que salieron la mayoría en su busca.

Sus amigos la llamaron pero esta cada vez que se giraba, sólo veía los rostros hostiles y deseosos de muerte de sus adversarios. Corrió durante horas, hasta que las piernas no le aguantaron más. Cuando se quiso dar cuenta, tenía a todos aquellos hombres pisándole los talones y un gran precipicio ante ella. No podía pensarlo. Simplemente actuó, cerró los ojos y saltó.

Lo último que pudo ver antes de saltar, fue como una poderosa luz inundaba el cielo. Luego un gran estruendo, como si los cimientos del mundo se hubieran roto.

Lo siguiente que notó, fue cómo se daba de bruces contra el suelo. Aquello la extrañó. Tendría que haberse partido todos los huesos, y no notó más dolor que el de un tropiezo.

Abrió los ojos.
No había precipicio. No habían hombres. No había Nada.





Han pasado quince años desde entonces. Leágora intentó buscar a sus amigos durante muchos años, pero jamás los encontró. Su nueva misión fue seguir mejorando, intentando conseguir libros e información en bibliotecas y tiendas.
Al principio, se pensó que el mundo se había vuelto loco. Ahora... ahora se limitaba a seguir adelante e intentar llevar una vida tranquila .

Habilidad Raza:


Aliento de Luz:
Esta habilidad
permite a su usuario crear el Aliento de Luz de un dragón, y
manipularlo a su antojo. El poseedor de esta habilidad es inmune a los
ataques de Luz, Fuego, y Rayo.

Este Aliento es débil contra el Aliento de
Oscuridad.

Tipo: Habilidad Activa.

Disciplina Oficio:

Invocar Bestias: Con esta habilidad el personaje tendrá la posibilidad
de invocar animales, monstruos, demonios, muertos o no-muertos. El nivel
y puntos de Características de las criaturas que va a invocar, será 1/3
de las del personaje, y el número máximo de criaturas que se podrán
invocar será 1 por cada 5 niveles.
Tipo: Habilidad activa.

Características que suben por Nivel:

FUE 1
DES 2
AGI 1
CON 2
INT 1+1=2
POD 2
VOL 1
PER 1


Características:
FUE:1
DES: 2
AGI:1
CON:2
INT:1
POD:2
VOL:1
PER:1



EXP:
0

Ambición/Aspiraciones:
Leágora es una persona sencilla. Su mayor aspiración es encontrar un lugar en esta vida, dónde vivir tranquila y campar a sus anchas, sin temer a cazadores o otros seres.

Gustos:
Adora a las lagartijas, aun que en realidad, a todos los animales en general, exceptuando a los insectos. Pasa tardes enteras con la cabeza entre libros, estudiando nuevas invocaciones. Adora su oficio.

Otros:


Rasgos Dragón: Cola.

Imagen del personaje:





Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Thyphon
Eternity (adm)
avatar

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 01/12/2009

MensajeTema: Re: Leágora (Semidragón)   Miér Dic 14, 2011 9:34 pm

Aceptada ^^ disfruta
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://eternity.forocreacion.com
 
Leágora (Semidragón)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Gora Iruñaren, egitaraua sanfermin Herrikoi auentzat/ El programa de gora iruña para estos Sanfermines Populares.
» Febrero
» Agora de Lotus
» Representación de La Mandrágora (en memoria del Conde de Oxford)
» Muérdago y Mandrágora

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
(¯`·._.·[ Eternity ]·._.·´¯) :: Todo sobre el Foro :: Fichas-
Cambiar a: